Brotes germinados de asparagus BIO

Asparagus es el nombre comercial que recibe el brote de guisante cuando ha sido privado de la luz, igual que sucede con los espárragos blancos. A ello se debe su tonalidad marfil, un sabor que nos recordará al guisante y una atractiva textura crujiente y nada fibrosa.

50 – 200 gr

3,59 13,59 

Limpiar

-Las cualidades nutricionales del Asparagus son muy parecidas a las del brote de guisante, aunque con ligeras diferencias.

-Al haber sido privados de la luz y no realizar la fotosíntesis, no aportan clorofila a nuestra dieta. En contrapartida, suben notablemente las enzimas, diamino oxidasa, tan beneficiosas contra migrañas y cefaleas.

-Su alto contenido en proteínas es uno de sus principales atractivos nutricionales. En ese sentido, se recomienda para dietas vegetarianas, así como para mejorar la masa muscular.

-Ricos en fibra, favorecen el tránsito intestinal.

-También hay que tener presente que, al ser fuente de hierro, calcio y vitamina C, combaten el cansancio y fomentan el buen funcionamiento de las enzimas digestivas. También ayudan a controlar el nivel de azúcar en la sangre de los diabéticos.

Como en el caso de la mayoría de brotes germinados, la mejor manera de aprovechar sus nutrientes es tomándolos crudos. El tratamiento que se le puede dar es muy similar al de un brote de guisante, aunque hay que tener en cuenta que no encontraremos en él sus toques herbáceos.

Aporta frescor y textura crujiente. Una buena manera de potenciar esas cualidades es integrándolo en un bocadillo, una tostada o un canapé, así como en el interior de un canelón frío o de una tortilla.

Pero no hay que ponerse límites en su utilización. Un salteado corto y de fuego intenso, con unas gotas de salsa de soja es una opción diferente para acompañar unas almejas simplemente abiertas en la sartén.

Semillas de guisante tierno

Envase biodegradable/compostable

Envío en frío

Te sugerimos algunas recetas

Puedes combinarlo con: