Brotes germinados de girasol BIO

Los germinados de girasol son la golosina de los brotes. Se cortan en un momento muy preciso de su desarrollo. Justo después de que los dos cotiledones de la pipa se liberen de la cáscara y pasen del blanco al verde, pero antes de que la planta desarrolle las hojas propiamente dichas, de textura más áspera. Es decir, comemos la semilla convertida en plántula.

70 gr – 200 gr

3,59 13,59 

Limpiar

-Su contenido en hierro para enriquecer la sangre y el fósforo y calcio para el mantenimiento de los huesos, el tono muscular y el sistema nervioso son algunos de los atractivos nutricionales de este producto.

-Vitaminas como la niacina del grupo B también están presentes en cantidades destacables, ayudando a metabolizar los hidratos de carbono, las grasas y las proteínas.

La glucorafanina es uno de los elementos más valorados por los consumidores dadas sus cualidades antioxidantes. Al asimilarse se transforma en sulforafano, que conlleva beneficios como antiinflamatorio y antidiabético, además de regular la función cardiovascular y depurar el hígado.

Los brotes de girasol, por su contenido en clorofila ayudan a mejorar la circulación sanguínea, actúan como antioxidante, depuran la sangre y contribuyen a controlar la presión arterial.

El sabor de las dos hojitas verdes nos recuerda mucho al de la pipa. De hecho, son su evolución. Es por ello que utilizar estos brotes como snack es una buena opción, ya sea tal cual o ligeramente aliñados.

Lógicamente pueden ser los protagonistas de ensaladas con vinagretas poco agresivas para no enmascarar su sutileza gustativa. El punto tostado del aceite de sésamo es un buen complemento.

Semillas de girasol de cultivo ecológico.

Envase biodegradable/compostable

Envío en frío

Te sugerimos algunas recetas

Puedes combinarlo con: